Dime qué Humedad tienes… y te diré qué hacer

Las humedades son uno de los problemas más comunes que podemos encontrar en las casas, pero no por esto dejan de ser un gran dolor de cabeza a la hora de solucionar, ya que, si no se trata a tiempo, puede dejar muy dañada la estructura en donde aparece.

Para evaluar el tipo de humedad que tenemos, lo primero es ubicarla en el espacio, el lugar en donde esté la mancha dice mucho de las fundaciones y bases de paredes y techos. Hay que tener en cuenta que, para tratar las humedades, se debe tener presente la solución principal, paciencia.

 

Humedades en los cimientos

 

Ya que la tierra tiene humedad, y las bases de la casa están posados en esta, es normal que las paredes absorban la humedad y aflore en forma de manchas.

Tal vez no lo sabías, pero los ladrillos y el hormigón tienen poros, conductos capilares que los atraviesan, armando pequeños laberintos de aire en su interior, y esto, combinado con la propiedad física del agua que hace que se pegue a dichos conductos de los materiales y suba, pues es lo que causa la aparición progresiva de la mancha en la pared.

 

Hay diversas soluciones para evitar este tipo de humedades, acá te nombramos algunas:

  • Inyecciones de líquido con base de siliconas: Ampollas que se aplican dentro de la pared, mojan los capilares y obstaculizan el paso del agua. Es recomendable usaren lugares donde no hay mucha humedad, o solo problemas puntuales.
  • Revoque con aditivo hidrófugo: En este caso, se pican los revoques afectados y se vuelven a ejecutar con aditivo hidrófugo líquido o en pasta, también conocido coloquialmente como “ceresita”. Este método funciona mejor en paredes con poca humedad.
  • Placas antihumedad: Son placas que tapan la humedad y dejan una cámara de aire entre el revoque original y la placa. Este material está hecho a base de marmolina y tiene la capacidad de disipar la humedad a través de sus poros sin verse afectada la placa. En los casos en donde hay paredes con mucha humedad estructural, este método es muy efectivo, llegando a tapar la humedad definitivamente. Sirve para quienes no quieran reparar la pared a fondo. Una buena opción a un precio razonable.
  • Placas con cámara y barrera de polietileno: Acá se aplicará nylon en rollos sobre un bastidor que se separa minimamente de la pared  y sobre ese nylon se coloca a su vez una placa de yeso (durlock). Es un método muy veloz, se puede pintar arriba y no quedan juntas visibles entre las placas. Se verá como una pared común y corriente.
  • Cortar la pared de lado a lado: En este caso, se hacen agujeros de 30cm de alto y 50 cm de largo, que irán desde tu pared, hasta la del vecino. Luego de hacerlo, se aplica revoque al lomo de la pared que queda a la vista y se tapa todo el hueco. Cuando fragua y está firme, se procede en los siguientes 50cm y así sucesivamente hasta cubrir toda la longitud de la pared afectada. Este es el método más eficiente para tratar la humedad de cimientos, aunque también es uno de los más costosos e invasivos. Tu consuelo será que durará       mucho tiempo y cortará de raíz el problema, pues recompone la capa aisladora horizontal.
Humedad en cubierta y cimientos
Detalle de humedad en cimiento

 

 Humedades en las paredes

 

Este es el caso cuando la humedad está en la zona intermedia de la pared. Es más simple de resolver. Este problema por lo general sucede porque hay un caño roto o que el revoque impermeable o hidrófugo del lado exterior está dañado o roto. La solución es reparar, recomponer el revoque y pintarlo.

En caso de haber grietas, se colocan “vendas”, las cuales son una especie de telas que se mojan con pintura, como por ejemplo las impermeables que se usan actualmente. Son excelentes para este trabajo flexibles, duraderas y fáciles de colocar.

Humedad en pared de baño por filtración de caño.
Humedad en pared de baño

 

Humedades en techos

 

Si bien es el tipo de humedad más común, también es el más molesto. Según cual sea el material del techo, puede encontrarse en el centro del cielorraso, o, en los encuentros de la pared con el techo y embudos o rejillas de desagüe.

Aunque hay muchos tipos de techos, estas son algunas de las más comunes y que más aparecen:

Techo de losa

Un techo de losa con la impermeabilización adecuada es una de las especialidades y críticas de la construcción, ya que por el hecho de llevar muchas capas superpuestas, la humedad en un techo así conlleva levantarlo todo, ya que la membrana hidrófuga es una de las capas intermedias.

Para solucionar humedades acá, podemos usar varios métodos:

  • Pintura:

    pintar con pintura impermeable todo el piso de la terraza.

  • Membrana asfáltica sobrepuesta:

    superponer una capa aisladora para reemplazar la que perdió su continuidad hidrófuga. Puede ser una solución económica y eficiente.

  • Membrana sobrepuesta con piso flotante:

    se puede colocar por arriba del piso de la terraza una especia de piso flotante con baldosas de cemento o maderas tipo deck.

  • Levantar el piso de la terraza:

    es la solución que siempre se intenta evitar, a que implica retirar todo el piso hasta donde se encuentra la membrana original y raíz de la humedad.

Reconstruccion de casa con humedad en techo

 

Humedades en techo y cimiento. ANTES

 

DESPUÉS

Sin importar en donde aparezcan las humedades en tu hogar, es un problema que hay que tratarlo de raíz. Tiene múltiples soluciones y todas son aceptables, según el nivel de gravedad y profundidad que dicha humedad haya alcanzado en la superficie donde se encuentra. Lo ideal siempre será contar con un experto que pueda asesorarte en este tipo de situaciones, tal como lo puede hacer alguno de los integrantes de nuestro equipo de arquitectos.

Para obtener más información hacer click en este enlace: https://remodelatucasa.com.ar/contacto-2/

Además podés chequear nuestro Instagram para ver nuestras últimas OBRAS! www.instagram.com/remodelatucasa.ok

 

 

 

 

 

 

 

Buenos Aires
Buenos Aires